INICIO

PalmaCompasiva pone a tu disposición un Espacio de Acogida para contribuir
en la recuperación personal de esta crisis. Más información aquí.

"El amor y la compasión son necesidades, no lujos. Sin ellos la humanidad no puede sobrevivir." Dalai Lama

Qué es una Comunidad Compasiva.

  • Una comunidad sensible y atenta hacia el sufrimiento de sus vecinos en situación de soledad no deseada, enfermedad avanzada, final de vida o duelo.
  • Una comunidad empática, que resuena con el sufrimiento ajeno.
  • Una comunidad dispuesta a actuar para reducir y paliar este sufrimiento.

PalmaCompasiva está englobada dentro del movimiento «Ciudades Compasivas«. Queremos provocar una revolución social necesaria:

  • Despertando conciencias.
  • Dando visibilidad a las personas vulnerables.
  • Involucrando a la comunidad en el acompañar y el cuidar.

En qué se basa una comunidad compasiva.

Es un movimiento ya existente en varios paises que se apoya en la «Carta de la Ciudad Compasiva«, un documento base creado por Allan Kellehear en el año 2015 y que se ha convertido en guía de los diferentes modelos similares al nuestro «Hacia una comunidad compasiva«.

PalmaCompasiva busca recuperar la solidaridad vecinal creando una red de apoyo que cuide a las personas necesitadas.

HISTORIA BREVE del inicio de PalmaCompasiva

Una mirada personal

 Junio de 2018, estamos en el XII Congreso Internacional de la SECPAL de Cuidados Paliativos que se celebra en Vitoria- Gasteiz. Las Ciudades Compasivas formaba parte con pleno derecho ya, del programa oficial. Asistimos a una mesa redonda sobre el tema.

Por entonces, yo me encontraba a pocos meses de mi jubilación. Mercé Llagostera, responsable del Centro Coordinador de Paliativos en las Islas Baleares que me conoce bien me dice; «ahora que vas a tener más tiempo libre, ¿no te gustaría iniciar esto en Palma?» 

Bien sabía que no me resistiría a semejante propuesta, acepté encantada.

Verano de 18. Mi ilusión con el proyecto era incuestionable y el tema me apasionó desde el principio, pero a la vez era consciente de lo mucho que tenia que aprender.

La Fundacion New Health con su Curso Avanzado sobre Comunidades Compasivas fue mi punto de partida. Durante esos meses de verano, tema a tema, iba adquiriendo una idea global y las herramientas básicas para iniciar este proyecto. Todo mi agradecimiento a la FNH.

Mi formación siguió con el curso de verano en la Universidad Pública de Navarra “Comunidades Compasivas en el siglo XXI” y un acercamiento a la experiencia de Vitoria-Gasteiz como Ciudad Compasiva, a través de su líder Patxi del Campo.

Hoy por hoy sigo aprendiendo en un proceso dinámico siempre apasionante.

En otoño, en una comida amistosa, tuve mi primer contacto con dos mujeres, Belen Gonzalez y Patricia Bassante muy motivadas para participar en esta aventura. Fue el punto de partida de este sueño. Con ellas en el barco sabia que todo iría bien y no me equivocaba.

Enero de 2019. Celebramos nuestra primera reunión formal en la sede del ESAD.
Siete mujeres en busca de un sueño.
El equipo fue poco a poco configurándose, Belén Gonzalez, Patricia Bassante, Pilar Ascaso, Yanina Paglioni, y dos mujeres por parte de DIME que luego serian sustituidas por Rocío Sainz. Dos hombres se incorporan un poquito más tarde, Miguel Riutort y Sebastiá Verger.

Durante la primavera de 2019, tras las primeras reuniones, el modelo fue tomando forma, los objetivos se clarificaban y la hoja de ruta se nos hacia más concisa.

Tenemos en el equipo, dos personas, Belén y Miguel, formadas en Entrenamiento del Cultivo de la Compasión. Durante 2 meses compartieron generosamente su conocimiento con el resto del equipo y participamos todos en un curso de 8 sesiones de entrenamiento que nos permitió unificar nuestras mentes y nuestros corazones en un fin común.

Todo ese verano siguieron nuestros encuentros. Poco a poco el movimiento ciudadano se iba consolidando y los objetivos de ayuda y atención a las personas en vulnerabilidad se mostraban claros. Las rutas de acción se dibujaban más nítidas.

Durante esos meses contamos ademas con la asesoría de Gaspar Caballero en temas de comunicación. Mi agradecimiento por su generosa entrega en esa etapa.

En septiembre de 2019, tras los 9 meses de gestación, PalmaCompasiva estaba ya preparada para ver la luz.

Pedimos a Patxi del Campo una visión experta y su apadrinamiento. Nos pareció la persona más adecuada dado que nuestro proyecto se inspira en el modelo Vitoria-Gasteiz que él lidera.

Su paso por Palma fue enriquecedor y enormemente clarificador.Gracias a Patxi del Campo y gracias a “Con Voz Propia” por ser el espejo en el que nos miramos.

Nuestra andadura había comenzado.

Desde entonces vamos sembrando semillas compasivas con la esperanza de ver pronto sus frutos. Mis mejores deseos para todos los seres.

Marián García

Coordinadora de PalmaCompasiva

Firma Marián García